sábado, 15 de julio de 2017

Novatadas en moto
(Capitulo 9)
Hola Motoblogueros
Cuando uno se saca el carnet de moto le dan los conocimientos básicos para circular en moto pero en ningún momento te preparan para situaciones cotidianas que te pueden complicar la vida.

A lo largo del día te vas encontrando en situaciones que nadie te a advierte y que te toca resolver en el momento. 
Estas situaciones muchas veces se agravan por el tamaño y el peso de la moto. 
A mayor tamaño y peso la mayoría de las veces tienes mayor aplomo en carretera pero mas dificultades en trafico urbano.
Os voy a relatar situaciones que parecen obvias pero cuando vas en moto sin mucha experiencia no te planteas.
Aveces el hecho de subir o bajar un bordillo de acera te puede llevar al suelo.
Si pretendes subir la moto a la acera por el bordillo debes afrontar el obstáculo lo mas perpendicular posible . Si entras muy tangencial te puedes encontrar con que la rueda delantera patine al intentar subir a la misma provocando inestabilidad y caída. 
El afrontar el bordillo de frente te permitira poder subirlo sin tanto riesgo. 
El siguiente punto es que una vez estés con la rueda delantera arriba la moto subirá su distancia al suelo casi tanto como la altura del bordillo y si no apoyas bien ambos pies sobre el suelo en terreno llano sentado sobre la moto te puedes encontrar con la rueda delantera arriba y no llegar al suelo. En esta situación hay que entrar con cierta decisión porque si te paras y no llegas al suelo lo mas posible es que la moto tenga tendencia a inclinarse y caernos . 
Esta incidencia pasa igual al revés al intentar bajar la rueda delantera de la acera a la calle. Normalmente bajamos la rueda y miramos para ver si viene algún otro vehículo circulando por la calle pero nos podemos encontrar sin apoyo en el suelo. Aveces subestimamos estas decisiones y damos en el suelo con la moto.

El hecho de aparcar la moto nos puede poner en riesgo de caída evitándolo sacando la pata de cabra cuando todavía estamos sentados y dejándola caer hacia ese lado aun estando a horcajadas en la moto. Una vez asegurados de que la pata esta extendida en toda su extensión y dejamos caer el peso de la moto podemos desmontar sin problemas.

Si al levantar el culo del asiento observamos que la pata de cabra se desplaza por el desnivel del suelo debemos asegurar que la moto este correctamente asentada. Una vez abajo podemos optar a colocar el caballete.
El uso de la pata de cabra y el caballete tienen sus limitaciones de acorde con la inclinación del terreno
Aparcar la moto cuesta arriba
Esto supone que la moto puede desplazarse hacia atrás con la pata de cabra por lo que es necesario aplicar un freno. Muchos scooters disponen de dicho freno pero las motos no.
 Cuando me encuentro en esta situación suelo sacar la pata de cabra con la primera marcha engranada lo cual provoca el paro del motor por el interruptor de seguridad que todas las motos tienen. 
La moto queda frenada y apoyada sobre la pata de cabra y el freno motor. Si intentamos subirla al caballete observaremos que se ponen con facilidad , el problema es quitarlo ya que la mayoría de las motos actuales rozan los 200 kg y con muy pocos grados de inclinación subir ese peso puede ser imposible. Por eso con inclinación hacia adelante lo mejor es la pata de cabra con la primera marcha engranada.
El uso de caballete proporciona mucha estabilidad a la moto solo cuando estamos sobre plano. En zonas irregulares o inestables o inclinadas es mas seguro el trípode proporcionado por la pata de cabra y ambas ruedas.
Asegurarse que los apoyos con consistentes. Conozco casos de colocar la moto sobre la pata de cabra en un asfalto muy muy caliente y este ceder ante el peso de la moto y provocar su caida. Ojo con gravillas, barros, hielo arenas.......No todos los terrenos son adecuados para dejar una moto, incluso las condiciones del terreno pueden variar. Una lluvia de verano puede transformar un terreno duro y seco en un barrizal.
En el caso de que tengamos la marcha puesta por seguridad acordaros de que es así sino no arrancara la moto hasta quitarla. Una vez subidos en ella podemos controlar con el freno de pie o maneta que no se nos vaya hacia atrás o adelante y tendremos que quitar la primera marcha antes de arrancarla. A veces con el hecho de apretar el embrague te permite arrancarla.
Todas las motos actuales tienen un botón de paro de emergencia en el manillar. Si la moto no arrancara comprobar que no tengamos una marcha engranada y que no este activado el botón de paro de emergencia. Mas de una llamada a la grúa se podía haber evitado.

Es mas importante conseguir que el terreno donde se aparca sea lateralmente plano que longitudinal ya que de esta forma podemos dejar la moto excesivamente apoyada o poco inclinada con el riesgo que una simple ráfaga de viento nos la tire al suelo. El caballete en esta situación proporciona poca base de sustentación.

Otro episodio comprometido es cuando estamos subiendo una calle empinada y tenemos que girar 180 grados para volver por donde hemos venido. Mala idea. Lo mejor es dar la vuelta en la parte alta de la cuesta donde ya no hay inclinación. Si intentamos  hacerlo en la rampa nos encontraremos en pleno giro con un pie apoyado en el suelo , y el otro en el aire , sin llegar al suelo. En ese tipo de maniobra la moto tiende a caer hacia adentro donde el pie no tiene apoyo y hay muchas posibilidades de caída. 

Si el giro lo podemos hacer sin bajar los pies de los estribos  no hay tanto problema pero si es un giro cerrado y lento mucho ojo.
Otra situación que se da en los garajes es la caída tonta. Se junta un suelo resbaladizo , muchas veces con inclinación. 

Te puedes encontrar con que tienes el manillar girado a tope  y haces uso del freno de forma brusca, ante esta situación la moto tiene tendencia a caer hacia el lado contrario de donde tenemos el manillar con perdida de adherencia de la rueda delantera y consiguiente caída. Nunca aplicar frenos contundentemente con el manillar muy girado. A baja velocidad con maniobras muy cerradas usaremos el freno de forma suave. La misma presión de la maneta de freno a 100 km/h proporcionara una respuesta mas suave y controlada que esa misma presión casi en parado que generara una frenada mucho mas contundente.

Si tenemos que encarar la moto entre dos coches y el espacio es reducido vale la pena dirigir la rueda delantera sobre la mitad de la trasera del coche mas alejado y mover la moto hacia atrás girando el manillar para encarar con el hueco que vamos a usar.
Con todo esto no quiero crear ansiedad en futuros moteros , todo lo contrario , hay muchos factores controlables que nos salvaran de un susto. La moto es una maquina obediente regida por leyes físicas que debemos conocer ni mas ni menos.

Con el tiempo nuestro cerebro desarrolla estas alarmas de forma natural antes de que pase. Aun así me he visto apurado en alguna ocasión para sacar hacia atrás mi moto de un aparcamiento para motos en batería por no haber previsto la inclinación del mismo.
Las vias de tranvias nunca afrontarlas tangencialmente , pasarlas lo mas perpendicular posible ,podéis acabar circulando dentro de la vía con grave riesgo de caída, cuidado con las señales horizontales pasos de cebra flechas indicadoras , evitar el frenar y acelerar de forma brusca así como inclinadas considerables.

Los famosos guardias tumbaos , esos rulos que ponen en el suelo para que no corramos es lo mas incomodo para ir en moto. Procurar afrontarlos lo mas lento posible pero una vez esteis afrontándolos no apretar frenos para relajar la horquilla delantera. Si entráis frenando la horquilla se hundirá no dejando margen de absorción de impacto a la suspensión haciendo que el golpe no sea bien absorbido. 

Todo esto y mucho mas que descubrireis en vuestra vida motera son experiencias que os hacen madurar como usuarios de la moto para su disfrute.

Pero quizas el mejor consejo que se puede dar  es que no subestimeis a vuestras motos, son maquinas que necesitan ordenes claras y concisas, su electronica ajustara esas ordenes si no las dais correctamente. La confianza en la moto es esencial para poder afrontar con seguridad su uso pero la excesiva confianza puede provocar riesgos innecesarios.
Seguiremos informando


No hay comentarios:

Publicar un comentario