sábado, 1 de julio de 2017

Delirios de un motero
(Capitulo 1)
Hola Motoblogeros. 
Hoy va a ser el principio de una nueva etapa donde quiero expresar mis sensaciones opiniones y reflexiones sobre el mundo de la moto desde un punto de vista muy personal. 
Para empezar considero que debo presentarme de forma algo mas formal . Empiezo por deciros que me apasionan las motos , todas las motos grandes y pequeñas, de campo carretera o de juguete pero al contrario de lo que pueda parecer mi experiencia en motos es muy limitada y no quisiera que mis opiniones sean tomadas a raja tabla , no soy quien para dar consejos , solo visiones personales de mi mundo motero.
Deciros que la primera vez que subi en una moto tendria unos 11 o 12 años y era una Ossa 50

Era como una bicicleta con motor de dos marchas  sino recuerdo mal , que se me calaba a la mínima y de la que me quede con el manillar en la mano en una ocasión viendo como un rosario de bolitas metálicas caían al suelo , un cojinete. No puedo decir que me despertara mi pasión por las motos pero algo quedo. 
Cuando tuve ocasion ya en mi adolescencia recuerdo que un vecino tenia una Ossa enduro de 250 cc y cada vez que venia la oía y salia al balcón para verla
 Esto si era una moto
 Para mi era un sueño imposible de conseguir que nunca tuve. Pasaron los años y en mi casa entro una Derbi Jumbo para mi hermano tambien apasionado de las motos. Una pasada
Pero era una moto de 50cc con muchas pretensiones y poca potencia. De hecho tenia una salida interesante y nada mas. Recuerdo que le cambiamos el plato trasero y conseguimos que corriera mas incluso podia llegar a 70 km cuesta abajo pero en llano se moria la pobre , no tenia motor para semejante desarrollo. Recuerdo como anecdota que un dia mi hermano llego con el deposito de plastico en la mano , se le salto de la moto y se colocaba con unas gomas. 
Donde realmente empece a circular de forma habitual yendo al colegio haciendo el BUP fue con un vespino  con cesta delante donde ponía la cartera del colegio. Recuerdo que llegar al colegio con ella era una aventura ,no pasaba de 40 km/h  y subia la cuesta del colegio dandole a los pedales o no llegaba .
 Lanzarla cuesta abajo y ver 60 km/h de marcador era toda una aventura. 
Corria la decada de los 70 y tenia que competir en el trafico con los seat 600 850  renault 5  simca 1000 y demas fieras del asfalto que me pasaban como el que lava pero empeze a sentir lo que es ir en moto, en aquellas fechas sin casco con el fresco en la cara por la noche al salir de clase y la luz de una vela en el suelo era toda una aventura llegar a casa . Este fue el germen que me hizo ver las motos como una pasion.
Posteriormente estuve usando una vespa primavera de 75cc cubicos , de mi hermano , una fiera , agil y divertida comparada con el vespino. y con el tiempo saque mi carnet de moto y me compre una vespa 200cc
Mi primera moto de verdad. Recuerdo la ilusion cuando la compre , le puse unas gomas negras laterales  que le llamábamos Yonis  , creo que porque ponie la palabra jonies en ellas. Llevaba una chicharra que se ponía al activar el intermitente.
 Con ella estuve muchos años , me llevaba a la Universidad, me iba con mis amigos con sus vespas y lambrettas y lo pasábamos de miedo, Fue algo muy importante en mi adolescencia y juventud, me dio autonomía , diversión, y mucho mas. Contaros que recuerdo que le ponía 5 litros de gasolina y un bote de aceite castrol, que lo mezclaba el gasolinero en una regadera especial y me lo echaba en el deposito. Con eso me andaba unos 90 km. Correr no corría mucho pero tenia buena salida y la primera vez que se la enseñe a mis padres estaban en el balcón y al salir me hizo un caballito involuntario acostumbrado a la vespa 75cc  cosa que se repitio a la salida de un semaforo sin yo quererlo pareciendo un delicuente juvenil . Despues de domar el potro en dos semaforos mas no volvio a pasar nunca. No recuerdo las revisiones mecanicas , alguna tuvo ni cuando se cambiaron las ruedas que eran de madera  duras  duras y para siempre. Recuerdo un dia que deje a mi novia en su casa y sali con cierta alegria  , al frenar en un cruze se me fue la moto de delante y detras  y no me cai gracias a mi 183 cm de estatura , A partir de ahi empeze a tomar conciencia de las ruedas de madera y el mal tacto del freno de pedal . Eso si , una vez tuve un reventon de la rueda trasera en carretera nacional , vaya susto , no me cai de milagro pero me quite la chaqueta la tire al suelo y la moto encima , hice uso de su rueda de recambio , se la puse y a casa, donde repare el pinchazo de la otra. Que practico. Recordad que en esa epoca no habian moviles para llamar a la grua. me senti aliviado de llevar esa rueda de recambio en la moto y entendí la necesidad de llevarla siempre. Recuerdo un viaje desde alicante a Albarracin cargado hasta los topes donde me fui por la autopista detras de un autobus al que adelantaba cuesta abajo llegando a ponerla a 120 km/h y en cuanto llegaba la cuesta arriba me pasaba el autobus ya que no pasaba de 90. asi durante varias veces , de hecho los pasajeros del autobus me saludaban al pasarme. Una aventura. El regreso fue desde albarracin a a Cuenca Albacete y Alicante todo en el mismo dia parando cada 90 km a repostar , una odisea , me lo pase pipa.

apartir de esta epoca las motos grandes como la morini 500cc o la laverda 1000cc me parecían sueños imposibles. pero me plantee el comprar una Guzzi florida 650 cc .o una Kawa 400. Me parecian muy chulas y aun no se porque cambie la decisión por un opel corsa 1,2 nuevo. La verdad es que el opel fue pasar a otra historia , me case tuve y tengo una estupenda esposa y tres estupendos hijos y estuve casi 20 años apartado del mundo de la moto.  Decir que durante esa epoca sin moto probe varias motos que me dejaron esa impronta de volver al mundo de la moto. Probe una BMW K75 que me encanto por su motor pero me impresiono por su peso. 
Probe una suzuki big 800 , vaya tractor ,y como andaba por el campo  y sobre todo probe la kawasaki   GPZ 500cc de mi hermano. Vaya bicho , como corria , aunque su freno de tambor trasero y su chasis me puso en apuros en alguna curva rapida de autopista y bajando carrasqueta. Nada grave pero te obligaba a estar tenso . El chasis y la parte ciclo en general no estaba a la altura del fantastico motor , pero en aquella epoca no eres consciente de ello al no poder comparar con otras motos.

Pasaron 20 años

Y me vi en la posibilidad de ser trasladado en mi puesto de trabajo por lo que empeze a barajar el comprar otra moto. Mi primera idea fue comprar un scooter de 125cc para desplazarme pero se me cruzo ante mi una burgman 250 . Me parecio preciosa practica y con ese plus de potencia para hacer algo mas que callejear. Con el apoyo incondicional de mi esposa compre la burgman , me parecia un camion, recordar que tenia el mismo chasis de la 400 . La primera salida que hice con ella del concesionario fue con un estruendoso frenazo al apretar la maneta del embrague en la rotonda para que no se calara. Ahi recorde que no era la vespa , y no tiene embrague y me di cuenta de como habian evolucionado las motos en cuanto a frenos y chasis. Frenada combinada , estable con brio un maletero impresionante para dos cascos y algo mas, vamos un mercedes de lujo.
Me abrio otra vez las ganas de ir en moto , me proporciono amigos , mis amigos del Club Burgman Spain, monte junto con mi amigo Dani un Club motero  AML  (Amigos Moteros de Levante) empeze de verdad a darme cuenta de que la moto no era un vehiculo solamente , era algo mas importante , Solo tenia ganas de levantarme para ir al trabajo en moto del que estoy a unos 2 km ya que al final no se produjo el traslado de puesto de trabajo. recuerdo que para ir hacia 2 km y para volver hacia 15 km .Cuando salia con los amigos con sus imponentes Burgman 650 cc les seguia algo apurado y empeze a hechar en falta mas motor y entonces la probe , Si probe la 650cc, pero os lo contare en el siguiente capitulo para dejaros descansar. Espero que pudierais aguantar este rollo hasta el final y si habeis llegado a este punto solo daros las gracias por leerme. 
Seguiremos informando

No hay comentarios:

Publicar un comentario